jueves, 7 de junio de 2007

Va de nuez (aunque me amenacen)





(Esta nota debió haberse publicado (no se publicó: ustedes sabrán por qué) en el mes de mayo del año pasado en Diario de Colima, donde yo trabajaba, cuando en pleno proceso electoral local el entonces diputado federal y ahora ex diputado local Jorge Luis Preciado Rodríguez denunciaba la presencia de grabaciones de llamadas telefónicas entre los implicados con el "robo" de tarjetas de nómina del gobierno del Estado en el final del sexenio de Fernando Moreno Peña. De esas tarjetas, se estimó, fueron extraídos más de 50 millones de pesos en cajeros automáticos de Puerto Vallarta. Hoy la publico de nuevo, para celebrar el Día de la Libertad de Expresión y por petición de Alma, una de mis lectoras) (Las imágenes fueron proporcionadas por el denunciante y son copias de las primeras declaraciones ministeriales de los autores materiales de la "ordeña" de tarjetas de débito, quienes -hay que insistir- sólo seguían órdenes de sus superiores) (También tengo los audios)

------------------------------------------------------------------------------------------------

Los Audios del Escándalo

* Fueron (son) cinco conversaciones en las que presuntamente Manuel Mejía Rosas, su hermano y otros familiares hablan de presiones y negociaciones entre los ex funcionarios para hacer que éste se declarara culpable del "robo de las tarjetas del gobierno del estado" en el sexenio de Fernando Moreno Peña


¿Diario de Colima?.- Cinco conversaciones telefónicas en las que Manuel Mejía Rosas, su hermano Ramón y otros familiares, hablan de presiones y negociaciones, para que éste se declarara culpable del robo de 82 tarjetas de débito de las que presuntamente se extrajeron más de 50 millones de pesos durante la administración del ex gobernador Fernando Moreno Peña, fueron difundidas por el diputado federal panista, Jorge Luis Preciado Rodríguez.
Justo afuera de Palacio de Gobierno, Preciado Rodríguez presentó las llamadas que dijo, le hizo llegar el diputado federal panista de Jalisco, Sergio Vázquez García desde enero de 2005.
A decir del diputado federal, esos diálogos los conoció el gobernador Silverio Cavazos Ceballos en mayo de ese año, a unos días de haber rendido protesta como titular del Ejecutivo Estatal. En ese momento, según afirmó Preciado, Silverio Cavazos le dijo que Gustavo Vázquez Montes ya había cumplido desde "el cielo" el compromiso que contrajo con él de remover de sus espacios a Victórico Rodríguez Reyes y a Concepción Llerenas Tejeda.
Y es que, según las versiones del panista, en el año 2004 el extinto mandatario se comprometió a remover de sus puestos a los funcionarios implicados en el Tarjetagate, una vez rendido su Primer Informe de Gobierno.
Jorge Luis Preciado deslindó al gobernador Silverio Cavazos Ceballos de alguna responsabilidad en el caso de las tarjetas; sin embargo, le exigió llegue a las últimas consecuencias en la investigación de lo que llamó "el robo impune" de más de 50 millones de pesos, durante la administración de Fernando Moreno Peña.
En entrevista posterior, Jorge Luis Preciado reconoció que los audios que difundió no podrán constituirse como elementos de prueba en las investigaciones y aseguró desconocer cómo llegaron a la oficina de Enlace de su compañero de bancada en Jalisco, Sergio Vázquez García.
Sin embargo, en una de las grabaciones, Manuel Mejía Rosas habla de presiones de elementos de la Policía Federal Preventiva, que lo detuvieron en posesión de las 82 tarjetas de débito para que se les hiciera un pago y el tema no se conociera públicamente.
Jorge Luis Preciado dijo desconocer si la Procuraduría General de la República ya dio por cerrado el caso e insistió en la Procuraduría General de Justicia del Estado deberá investigar nuevamente cómo se dieron estos hechos.
Manuel Mejía Rosas fue señalado por el robo de 82 tarjetas de débito y exonerado luego, por que Concepción Llerenas Tejeda, ex directora administrativa, de la Oficialía Mayor del Gobierno Estatal, que ocupaba Victórico Rodríguez Reyes, le concedió el perdón con el argumento de que de las tarjetas no fueron extraídos recursos.
Sin embargo, a decir del panista Jorge Luis Preciado, en febrero de 2004, el diputado Sergio Vázquez García le hizo llegar información que incluyó recortes de periódicos de Puerto Vallarta y las declaraciones ante el Ministerio Público de Jalisco, de Manuel Mejía Rosas y su acompañante, Silvestre Brambila Mejía.
En esas declaraciones, los detenidos señalaron que cada mes, retiraban recursos de las 82 tarjetas de crédito; los retiros –según declararon al Ministerio Público de Jalisco-, oscilaban entre 800 mil y 1.5 millones de pesos.
En las conversaciones telefónicas entre los hermanos Mejía se habla de una negociación de 6 plazas en otro estado de la república para Manuel Mejía Rosas a cambio de que firmara el acta donde se responsabilizó del robo de 82 tarjetas de débito. El encargado de las negociaciones era Ramón Mejía Rosas, quien dialogaba constantemente con Concepción Llerenas Tejeda y Victórico Rodríguez Reyes.

PRIMERA CONVERSACION TELEFÓNICA
(Entre Ramón Mejía Rosas y la esposa de su hermano, Jesús Mejía Rosas)
-Hijo de Ramón Mejía Rosas: Bueno. Tía.
-Esposa de Jesús Mejía: Sí.
-Hijo de Ramón: Le voy a pasar a mi papá.
-Esposa de Jesús Mejía: Sí
-Ramon Mejía: Bueno, ¿qué paso?.
-Esposa de Jesús Mejía: Oye, Ramón necesito hablar contigo, ¿donde estás?.
-Ramón: ¿Por qué?
-Esposa de Jesús Mejía: Cosas, ¿donde estás?.
-Ramón: Mira, más vale que no nos veamos.
-Esposa de Jesús Mejía: Y eso.
-Ramón: O sea. ¿Qué pasa? Nada más, no más, dime qué pasa, porque todos los teléfonos están interferidos.
-Esposa de Jesús Mejía: Sí también el mío, por eso no te puedo hablar.
-Ramón: Precisamente por eso te digo, ¿qué pasa?, dos, tres palabras y se acabó.
-Esposa de Jesús Mejía: Las cosas, ¿cómo las ves tú?
-Ramón: Están bien. Yo ya hablé en la mañana con Victórico (Rodríguez Reyes), ya hablé con el gobernador.
-Esposa de Jesús Mejía: ¿Seguro?
-Ramón: Sí. No hay ningún problema.
-Esposa de Jesús Mejía: ¿Seguro?
-Ramón: Sí.
-Ramón: Yo pedí estos dos días, no me voy a parar a la institución. Para que no me vayan a preguntar nada, pero no hay ningún problema.
-Esposa de Jesús Mejía: Ah, sí.
-Ramón: Otra cosa, este, sin comentarios a nadie.
-Esposa de Jesús Mejía: Sí.
-Ramón: Entre menos te vean es mejor.
-Esposa de Jesús Mejía: ¿Mande?
-Ramón: Entre menos te vean es mejor. Tambien a Jesús, entre menos lo vean es mejor.
-Esposa de Jesús Mejía: Oye Ramón.
-Ramón: ¿Qué?
-Esposa de Jesús Mejía: Chuy estaba un poco triste y delicado. Ya platique con el, todo de la situación cómo está, porque no sabia muchas cosas. ¿Verdad? y vemos la posibilidad de que si, en caso de que esto se venga a bajo.
-Ramón: No, no, no. Mira esto no se va a venir a bajo, cuando mucho son 15 días de efervescencia política.
(...)
-Esposa de Jesús Mejia: Mira, de todas maneras Ramón, yo, tu hermano, es tu hermano, cabrón, y eso es como si fuera mi sangre también, igual, yo este, yo también estoy enterada de muchas cosas.
-Ramon: Lo único que sí te voy pedir es mucha prudencia.
-Esposa de Jesús Mejia: Claro.
-Ramon: Entre menos hables, entre menos te vean es mucho mejor.
-Esposa de Jesús Mejia: Sí.
-Ramon: Ando viendo otras cosas, por otro lado.
-Esposa de Jesús Mejía: Más que nada hay que pensar, y quiero que, que estés consiente, la seguridad de él, por favor.
(...)
-Ramon: Dile a Jesús que no se preocupe, que ya vi todo.
-Esposa de Jesús Mejía: Sí.
-Ramon: Dile que no se preocupe, que yo también me estoy moviendo por otros lados, otros medios.
(...)
-Esposa de Jesús Mejía: De todas maneras, a mí de todo lo que manden hablar, yo ya estoy consciente de lo que voy a contestar.
-Ramon: Entonces en eso quedamos.

SEGUNDA CONVERSACION
(Entre Manuel Mejía Rosas desde Tabasco, con su cuñada Martha, esposa de Ramón; y con su sobrino, a quien llaman Ramoncillo)
-Martha, esposa de Ramón Mejía: Bueno.
-Manuel Mejía: Buenas tardes.
-Martha: Buenas tardes
-Manuel Mejía: Eh, Martha.
-Martha: Sí
-Manuel Mejía: Oye, ¿Estará Ramón?
-Martha: No está, ¿quién le habla?
-Manuel Mejía: Manuel.
-Martha: No está, Melo.
-Manuel Mejía: ¿Sabes dónde anda?
-Martha: No sé dónde está.
-Manuel Mejía: Ah, bueno.
-Martha: Ayer se quiso comunicar contigo y no pudo.
Manuel Mejía: Lo que pasa es que acá donde ando, no hay casi señal del celular.
-Martha: Con razón.
-Manuel Mejía: Ando medio lejos.
(...)
-Manuel Mejía: Lo que pasa es que yo ya voy de regreso.
-Martha: Ah ¿ya vienes para acá?.
-Manuel Mejía: Sí. He estado hablando con Toña, me dice que me regrese, que porque la cosa esta media fea.
-Martha: Está feo.
-Manuel Mejía: Sí, pero este, pues como yo le dije a Toña, yo necesito hablar con la licenciada (Concepción Llerenas Tejeda).
-Martha: Porque Ramón ayer fue con ella.
-Manuel Mejía: Y ¿qué le dijo, no supiste?
-Martha: No supe yo. A mí no me ha platicado nada. Pero fue con la licenciada. Ramoncillo fue con él. Hijo, háblale a tu tío Manuel, haber qué cosas hablas.
(...)
-Ramoncillo (sobrino de Manuel Mejia): Bueno.
-Manuel Mejía: ¿Ramón?
-Ramoncillo (sobrino de Manuel Mejia): Sí.
-Manuel Mejía: No sabes, qué le dijo la licenciada a tu papá.
-Ramoncillo (sobrino de Manuel Mejia): Ayer, fuimos con ella en la mañana y le decía la licenciada que esto se va a resolver.
-Manuel Mejía: Sí.
-Ramoncillo (sobrino de Manuel Mejia): Que unos quince días a más tardar, ya que pase. Ahorita lo que estaban viendo era lo de los del PAN. Ya que pasaran esto, que sí se va a resolver.
Manuel Mejía: Entiendo. Pásame a tu mamá.
(...)
-Martha: Bueno.
-Manuel Mejía: Lo que pasa Martha que Toña y Erasmo...
-Martha: Ajá
-Manuel Mejía: Y Chuy.
-Martha: Ajá
-Manuel Mejía: Ellos quieren, que, este, pues, que yo diga la verdad.
-Martha: ¿La verdad?
-Manuel Mejía: Toda la verdad.
(...)
-Manuel Mejía: Y este cuando platiqué en Colima con él, con el procu (Gilberto García Nava), pues ellos me dijeron que se iba a manejar de esa manera, pues para, protegerse ellos.
-Martha: Porque la licenciada (Concepción Llerenas Tejeda) te echaba toda la culpa, según el periódico, a ti.
-Manuel Mejía: No.
-Martha: Y hoy viene eso, también, en el Diario.
-Manuel Mejía: De hecho así se hizo la declaración, que yo había tomado las tarjetas para ver si tenían dinero y que como vi que no tenían dinero, que las regresé.
-Martha: Ajá.
-Manuel Mejía: Y ella me otorgo el perdón.
-Martha: ¿La licenciada?
-Manuel Mejía: Pero lo que quiero decirle es que toda esa información la mandaron los Federales de Caminos, de ahí de Vallarta, porque nos habíamos arreglado que les íbamos a dar una lana y nunca les mandó nada.
-Martha: ¿A los de Vallarta?
-Manuel Mejía: A los de Vallarta. Sí, porque nos trataron allá bien; incluso yo le había comentado (a Concepción Llerenas) que si habían tenido las influencias necesarias para recuperarnos a nosotros, porque nos habían tenido detenidos para traernos acá a Colima, a poco no podían haber recuperado los documentos de allá, pero, pues no, nunca movió ella nada.
-Martha: Porque Ramón ayer platicó con ella y dice Ramoncillo que estuvieron como media hora.
-Martha: Pero Ramón no quiere que te vengas.
-Manuel Mejía: ¿No?
-Martha: Dice que no, hasta que se arreglen las cosas, para que se venga mi hermano y si no pues vamos a ver de qué manera vamos a hacer esto.
-Manuel Mejía: Es lo que te digo. Yo quiero hablar con él, porque Toña, Erasmo y Chuy, me dicen que me vaya para que los eche de cabeza, pero yo no puedo hacer eso.
-Martha: Pues no.
-Manuel Mejía: A mí, la licenciada (Concepción Llerenas) cuando hablamos me dijo: ya esta el problema, me dijo, no te vamos a dejar solo, simplemente se va a manejar de tal o cual manera, pues para, pues para proteger al gobierno, para proteger el sistema. Pero Toña me dice que no hable con ella.
-Martha: Porque Ramón dice que le dijo a ella: le doy de plazo quince días para que se arreglen las cosas; no, no, dicen (los ex funcionarios), no tenga pendiente, se van a arreglar las cosas, entonces Ramón dice que ahorita no te vengas para acá.
-Manuel Mejía: Pues ocupo hablar con Ramón.
(...)
-Manuel Mejía: Lo que pasa es que Toña me dice que no hable yo con la licenciada (Concepción Llerenas Tejeda). Pero yo necesito hablar para que me diga ella la verdad. Pues ella sabe cómo está todo; desgraciadamente, pues ella siempre se paraba el cuello y nunca entró el Oficial (Mayor, Victórico Rodríguez Reyes) para que yo le ayudara con todo ese trabajo.
-Martha: Sí.
-Manuel Mejía: Porque ella ya no lo quería hacer. Porque ya se la habían llevado presa de un cajero de ahí de Colima.
-Martha: ¿A la licenciada?
-Manuel Mejía: Sí y por eso se asustó y me dijo sabes qué tenemos que hacer esto.
-Martha: Sí.
-Manuel Mejía: A mí me pagan buen sueldo. Pues yo ahí ya había agarrado callo y se me hacia bien fácil.
-Manuel Mejía: De hecho nada mas cuando se ocupaban cantidades fuertes pues sí me tenia que ir yo a Vallarta para traérselas. Es una vil mentira que yo me las robé, porque fácilmente les traje 25 viajes de allá.
-Martha: Sí.
-Manuel Mejía: Y toda ella contenta. Y contenta pues ahora que está el problema no creo que me vayan a dejar a mí solo.
-Manuel Mejía: Simplemente, ahora sí que me están echando la culpa pues para que se resuelva ya el problema y todo quede en santa paz.

TERCERA CONVERSACION
(Entre Antonia, hermana de Manuel Mejía Rosas y Martha, la esposa de Ramón Mejía Rosas)
(...)
-Toña:: Me dijo Manuel, me habló Manuel.
.Martha: Sí.
-TOÑA: Que le había hablado a Ramón pero que no estaba.
-Martha: Ajá.
-TOÑA: ¿Tú le contestaste, verdad?
-TOÑA: ¿Que dijo la licenciada que en quince días, no?
-Martha: Sí, eso le dijo a Ramón.
-TOÑA: Pero esta vieja le esta echando toda la culpa a él.
-Martha: Hoy vi otra nota en el Diario, pero me dijo Manuel que así habían quedado. ¿No te dijo a ti?
-TOÑA: Pero Manuel que no sea tonto.
-Martha: Ajá.
-TOÑA: ¿Cómo lo esta desprestigiando a él?
-Martha: Pues sí.
-TOÑA: Él cometió un error y a esa vieja (Concepción Llerenas Tejeda) la van a correr.
-Martha: Ah, ¿sí?
-TOÑA: Pues yo digo que la van a correr.
-Martha: Como le digo a Ramoncillo. Hijo, la doña se quiere lavar las manos y quedar libre ella de todo.
-TOÑA: Claro.
-Martha: Y toda la culpa es para el pobre de tu tío Manuel.
-TOÑA: Vino este Reyes. Y yo a la licenciada no la siento sincera, yo no. Ella vino el sábado aquí a la casa.
-Martha: ah, fue contigo?
-TOÑA: Sí
-Martha: ¿Y platicó contigo?
-TOÑA: Sí. Pero yo no la siento sincera, y ahora vino este Reyes y me dijo que se venga Manuel. Yo le dije que es mejor que (Manuel) esté aquí, Marta, porque allá lejos...
(...)
-TOÑA: Porque de que te mueras tú a que muera tu abuela. ¿Quién vas a querer que se muera?
-Martha: Pues sí, siempre le van a echar la culpa a tu hermano.
-TOÑA: Claro y yo que Manuel o les pido mucha lana, porque ya se desprestigió aquí en Colima.
-Martha: Pues sí.
-TOÑA: O que vea la manera de cómo resolverlo caigan los que caigan.
-Martha: Pues sí, porque ya ves: toda la culpa nomás para él, no se si compraste el periódico, el Diario.
-TOÑA: No, en el Ecos nomás hablan de la corrupción y la nota de Gilberto.
-Martha: Porque ahí viene otra, otra plana grande.
-TOÑA: ¿Y qué dice?
-Martha: Pues de las tarjetas de débito y toda la culpa es de él; que él se las robó y no sé qué tanto. Que ya no trabaja para el gobierno.
-TOÑA: ¿Que no trabajaba desde el otro año?. No es cierto, el miércoles diez, antes de que lo detuvieran, allá andaba en el complejo.
-Martha: Con sus talones de cheque puede comprobar el.
-TOÑA: ¿Qué?
-Martha: Con sus talones de cheque puede comprobar el que sí trabajaba.
-TOÑA: Pero a él le depositaban, ya le dieron de baja su tarjeta, por los problemas...
(...)
-TOÑA: Pero lo que pasa es que él puede decir...
-Martha: Sí, que les cubría todo.
-TOÑA: Que a él lo presionaban aquí, porque la declaración buena es la de Vallarta, esa es en la que se dice cómo pasaron las cosas.
-Martha: Sí y pues involucrar a todos los que están en eso.
-TOÑA: El gobernador (Gustavo Vázquez Montes) no sabe, ni cómo está de grande la situación. Nomás, se basa en lo que cuenta la licenciada, la licenciada (Concepción Llerenas Tejeda) dijo que era la primera vez que lo mandaba.
Martha: Sí, eso viene ahí en el Diario. Como le dije yo a Ramoncillo pues toda la culpa es para el pobre de tu tío y la otra doña no hizo nada, la otra queda limpia...
(...)
-Martha: La doña (Concepción Llerenas Tejeda) si quiere lo puede ayudar...
-TOÑA: No, la doña no le va a ayudar Marta. Yo la sentí que no le va a ayudar.
-Martha: ¿Fue a platicar contigo el sábado?
-TOÑA: Sí. La vez que la detuvieron que no salía de la Procuraduría y que yo estuve toda la tarde ahí. Es cuestión de trámite, me dijo la señora, es cuestión de tramite; le pusieron que él (Manuel Mejía Rosas) se las había robado (las tarjetas). A él lo hicieron que firmara que él se las había robado, fue lo que me dijo ahorita. Yo le digo a Manuel que le están echando toda la culpa y ella no, le digo ella, ella es la inocente, le digo.
-TOÑA: Sí. También vino Reyes y a él si lo siento sincero.
-Martha: Y ¿él que te dijo?
-TOÑA: Que (Manuel) se venga, porque o sea, él quiere ver de una manera u otra compensarlo o ver su futuro porque pues él ya no va a poder trabajar.
-Martha: No pues no.
-TOÑA: Él ya esta quemado y que la licenciada le dijo que le iban a seguir pagando, pero como dices tú ya lo dieron de baja, ya no le van a seguir pagando.
-TOÑA: No y a la licenciada se la van a despachar, porque ese fue un error muy, muy grave que lo mandara para allá, a ella no la van a despachar.
(...)
-TOÑA: No, sabes Marta, yo que Manuel aunque no me den nada limpio mi nombre.
-Martha: Pues sí. Ustedes no están acostumbrados a eso, a andar robando.
-TOÑA: No, yo limpio mi nombre.
-Martha: Pues sí.
-TOÑA: Aunque no me den nada.
-Martha: Y tu papá no sabe nada de esto.
-TOÑA: Sabe de lo de Vallarta porque Manuel le dijo, pero de lo de éstos días no.
-Martha: No y que ni oiga el radio porque ya vez que a cada ratito.
-TOÑA: No y ni he dejado que lo oiga.
-Martha: Sí, si está triste, está fea la cosa.
-TOÑA: Sí está fea yo baje como 10 kilos.
-Martha: Sí, nomás de la preocupación.
CUARTA CONVERSACION
(Entre Manuel y Ramón Mejía Rosas)
-Manuel: Bueno.
-Ramon: ¿Manuel?
-MANUEL: Sí.
-RAMON: Qué bueno que te encontré.
-MANUEL: Desde ayer te estuve yo marcando en la noche para contarte lo que estaba pasando.
-RAMON MEJIA: Mira, ellos van en camino por ti.
-MANUEL MEJIA: Sí. Habló conmigo el licenciado (Victórico Rodríguez Reyes).
-RAMON MEJIA: Sí. Mira, ellos van en camino por ti. No hay ningún problema, yo ahorita estuve en la mañana con Conchita, ya llevan un amparo, llevan todo, no hay ningún problema.
-MANUEL MEJIA: Ajá.
-RAMON MEJIA: ¿Todavía estás en Tabasco?
-MANUEL MEJIA: Sí. Aquí estoy esperando, me dijeron que no me moviera para nada.
-RAMON MEJIA: No te vayas a mover, no te vayas a mover. Yo pedí mis 10 días que me gané de premio del año pasado. Estuve en casa de Conchita y no hay ningún problema, te digo para que no te vayas a mover.
Otra cosa muy importante Manuel, a cualquier medio de comunicación, dile que te reservas el derecho de hablar o decir cualquier cosa; mejor permanece callado, porque ahorita en la mañana salieron otras declaraciones de los panistas.
Entonces, mejor permanece callado y ya cuando estés por llegar a Colima vuelve a comunicarte conmigo para yo ir contigo. Si te van a presentar ante la Procuraduría para estar yo contigo o no sé ante quien te vayan a presentar o si es que te van a ocultar.
-MANUEL MEJIA: Me dijo el licenciado Reyes que personalmente me iba a decir eso que no me lo podía decir por teléfono.
-RAMON MEJIA: Exactamente.
-MANUEL MEJIA: De hecho también hablo conmigo el licenciado. Me dijo el jefe de la licenciada (Concepción Llerenas Tejeda) que no me preocupara, que estaba muy duro el escándalo pero que ya estaban ellos tomando cartas en el asunto.
-RAMON MEJIA: Sí mira no va a pasar nada. Incluso, yo ahorita que platiqué en la mañana con, con Conchita, ayer estuve con Victorico. Se va a guardar silencio; te vas a echar la responsabilidad.
A lo mucho un mes, dos meses, tres meses en la cárcel. Pero ¿a cambio de qué?: 5 plazas ó 6 plazas, un buen sueldo en otro estado. O sea, vamos, ahí es donde tenemos que negociar y es donde yo quiero que tú me des puerta ancha para poder negociar con ellos.
-MANUEL MEJIA: Ajá.
-RAMON MEJIA: O sea, poder negociar con ellos, me voy a echar la responsabilidad, pero a cambio de qué?. ¿Verdad?; porque ahorita el menos, al menos que le conviene es a Fernando (Moreno Peña).
-MANUEL MEJIA: Pues sí.
-RAMON MEJIA: El menos, entonces para que no te preocupes, no hay nada, nada, ni siquiera va a pasar nada.
-MANUEL MEJIA: OK.
-RAMON MEJIA: ¿Verdad?
-MANUEL MEJIA: Entonces yo, yo este, en cuanto llegue allá...
-RAMON MEJIA: Si, inclusive este, va Erasmo con ellos para traerte.
-MANUEL MEJIA: Sí. Yo le dije al licenciado Reyes que tenia que venir alguien de la casa porque pues yo no... es lo que le dije, que si venia alguien de la casa pues si, yo no les había dicho donde estaba.
-RAMON MEJIA: Va Memo, no hay ningún problema, nomás si te voy a...
-MANUEL MEJIA: mira, entonces en cuanto llegue a Colima me va a ser mas fácil avisarle a Toña, y ya ella que te localice y ya que te diga donde.
-RAMON MEJIA: de acuerdo, en eso quedamos.
QUINTA CONVERSACION
(Entre Manuel y Ramón Mejía Rosas; según acotó Jorge Luis Preciado en la presentación de los audios esta conversación se dio días antes de la cuarta)
-MANUEL MEJIA: Soy yo Manuel.
-MARTHA Ah, sí, ahorita te paso a Ramón.
-* MARTHA: te habla, Melo...
-* RAMON MEJIA: están interviniendo los teléfonos...
-RAMON MEJIA: Bueno.
-MANUEL MEJIA: Ramón.
-RAMON MEJIA: ¿Cómo estas?
-MANUEL MEJIA: Bien.
-RAMON MEJIA: Me da gusto, oye...
-MANUEL MEJIA: Dime.
-RAMON MEJIA: Ya hablé con Victórico y hablé con, con este, con Gustavo (Vázquez Montes). No hay este, las presiones están fuertes, los periódicos y cuanta madre, eh.
-MANUEL MEJIA: Sí.
-RAMON MEJIA: Te voy a pedir una cosa, mucha cordura, no quiero que te vengas tú ahorita.
-MANUEL MEJIA: OK.
-RAMON MEJIA: No quiero que te vayas a venir, y otra cosa, no quiero que me llames a este teléfono.
-MANUEL MEJIA: OK.
-RAMON MEJIA: A este teléfono, te voy a dar otro teléfono de, de mis hijos.
-MANUEL MEJIA: A ver.
-RAMON MEJIA: Porque están intervenidos todos los teléfonos ahorita.
(...)
-RAMON MEJIA: Mira, lo que pasa es que, ésta es una forma de hacerse política de dos, tres días. Yo en la mañana, ya anduve interviniendo por mí, de arriba para abajo, hable con Gustavo (Vázquez Montes), no hay ningún problema Manuel, no quiero que tú te preocupes. Ya hice todo, ya, no hay ningún problema, nomás hay que esperar, el día de hoy salió una declaración un poco fuertecita por parte de Victórico (Rodríguez Reyes).
-MANUEL MEJIA: Ajá.
-RAMON MEJIA: Yo en la mañana fui ya con su hermana, ¿o qué es?, su cuñada, la tal Conchita y le digo, no se vale lo que están haciendo. En parte, se están protegiendo ellos.
-MANUEL MEJIA: Pues sí. Fue lo que me dijeron.
-RAMON MEJIA: Se están protegiendo ellos, pero, por ahí supe que Reyes y compañía quieren que te vengas. No quiero que les informes en dónde estás, cómo estás, ni teléfono ni nada. Hasta que yo te diga.
-MANUEL MEJIA: Oye pero; me voy a cambiar a otro lugar, eh, por lo mismo.
(...)
-RAMON MEJIA: Pero, no hay nada en contra tuya, quiero que sepas que...
-MANUEL MEJIA: Entonces, sí me puedo cambiar a otro lugar, ¿verdad?
-RAMON MEJIA: Vete a donde tú quieras.
-MANUEL MEJIA: Sí pero, o sea a otro, por lo mismo, o sea por si, por ahí alguien sospecha que ando acá, pues en otro lugar va a ser más difícil.
(...)
-RAMON MEJIA: Mira Manuel, ve a donde quieras si te sientes seguro. Pero, si estás fuera de la República no te hacen nada. No hay ningún problema, yo en la mañana estuve hasta con Victórico, estuve con el gobernador y no hay ningún problema, las cosas están controladas, no hay ningún problema.
-MANUEL MEJIA: Porque inclusive le he marcando a la licenciada (Concepción Llerenas Tejeda) y no me contesta.
-RAMON MEJIA: La licenciada me dijo en la mañana que fui a las 8:30 que también a ella la están presionando.
-RAMON MEJIA: Ella me dijo: que se venga Manuel, no ni madres, que se venga, ni madres; me dijo Reyes que se venga Manuel, ni madres. Yo hasta que no sienta seguro, que tú ya estés seguro, les dije.
-MANUEL MEJIA: Pues sí, pero, yo creo que ellos lo dicen porque allá, pues yo creo que voy a estar por una parte, por parte de ellos más segura.
Pero pues como yo le comentaba a Toña, pues la misma licenciada se dio cuenta que antes de las elecciones a mí me andaban siguiendo en una camioneta y hasta un día que ella por su propia persona comprobó que estaban las cosas también medias feas.
Fue cuando a mí también me mandaron dos meses, que me quitara de ahí del estado y hasta que pasaron las elecciones yo regresé.
(...)
-RAMON MEJIA: No, no, no, mira. No pasa nada, yo me moví ya en la mañana. Inclusive, yo pedí unos días económicos en mi trabajo, no hay ningún problema, no hay ningún problema, las cosas son fuertes, además son cuestiones políticas, de los de los Partidos.
-MANUEL MEJIA: Sí pues yo sé. A mí me explicó el procu (Gilberto García Nava) ahí cuando nos llevaron ahí en Vallarta, me explicó todo.
-RAMON MEJIA: ¿García Nava?
-MANUEL MEJIA: Eh, sí, pues ahí personalmente hable yo con él.
-RAMON MEJIA: Estuve a las 9 de la mañana con él, no hay ningún problema.
-MANUEL MEJIA: Pues qué bueno.
-RAMON MEJIA: No hay ningún problema. Ahora yo no estoy de acuerdo en lo que me dice el procurador, ni lo que me dice Reyes de que te vengas. Tienes un amparo de por medio, hay una fianza, yo hasta que no me sienta seguro que no va a haber nada, yo te voy a decir, que te vengas, menos no, porque también otra cosa...
-MANUEL MEJIA: Ve bien las cosas...
-RAMON MEJIA: Lo que pasa es lo siguiente, ahorita los medios de comunicación están, al día...
-MANUEL MEJIA: Pues sí.
-RAMON MEJIA: Entonces al venirte pues es arriesgar a que te descubran...
(...)
-MANUEL MEJIA: Pero, sí te contó la licenciada cómo esta la situación, ¿verdad?
-RAMON MEJIA: Ya sé cómo está todo. Ya sé cómo está el rollo.
-MANUEL MEJIA: Pues qué bueno porque ahora si que no tengo la culpa. Porque pues me ponían a mí a hacer eso; me pagaban bien, y yo lo hacía, pero hasta ahí, hasta ahí.
-RAMON MEJIA: Mira Manuel, cuenta conmigo, yo jamás he dejado a ninguno de ustedes, desamparados, tu me conoces. Inclusive yo en la mañana que hable con Gustavo, le dije, yo soy capaz de renunciar a la PROFECO con tal de defender a mi hermano. Pero conmigo no van a jugar, y si es preciso denunciar a varias gentes pues lo vamos a hacer. Y me dijo él, no dice, deja de eso, tu hermano tiene la plaza asegurada en otro estado y 5 más.
-MANUEL MEJIA: Eso te dicen para que tú no los presiones.
(...)

LA DENUNCIA
Por la mañana, Jorge Luis Preciado Rodríguez acudió ante la Mesa Primera de la Agencia del Ministerio Público Federal para denunciar a Jesús Antonio Sam López, Cristian Jorge Torres Ortiz, al juez que ordenó su aprehensión y al agente del Ministerio Público que la cumplimentó, por haberlo detenido y procesado cuando gozaba del fuero constitucional como diputado federal electo por la vía plurinominal.
Además, acusó a funcionarios actuales del Poder Judicial de haber alterado su expediente procesal y haber otorgado copias de éste a Cristian Jorge Torres Ortiz, que –argumentó- se presentó ante el Juzgado como Secretario de Salud del Estado. Esas copias, afirmó, Jorge Luis Preciado, fueron integradas al juicio de revisión electoral ante el Instituto y el Tribunal Electoral del Estado.
El diputado federal panista relacionó los dos hechos, como una venganza política, puesto que, desde su perspectiva, el "sistema" priísta no lo quiere dejar llegar a la diputación local.
Acudió ante el Ministerio Público para interponer una denuncia formal por los delitos cometidos contra la administración de justicia y delitos cometidos por servidores públicos; por ejercicio indebido del servicio público, abuso de autoridad, coalición de servidores públicos, tráfico de influencias, falsificación de documentos, fraude procesal contra Jesús Antonio Sam López, quien ejercía el cargo de Procurador General de Justicia en el estado de Colima, así como contra Christian Jorge Torres Ortiz Ocampo, quien ejercía el cargo de secretario de Salud y Bienestar Social; Abel Jaime Ramírez Ayala, Juez Primero de lo Penal; Abelardo García Luna, actual secretario de Acuerdos del Juzgado Primero de lo Penal; Yadira Maricela Vargas Valle, quien actuaba como primera secretaria de Acuerdos cuando se decreta el auto de formal prisión en su contra, en agosto de 2004.

JUICIO A MORENO PEÑA, VICTORICO Y GARCIA NAVA
Más tarde, en la conferencia de prensa, demandó que por el caso de las tarjetas se enjuicie al exgobernador Fernando Moreno Peña, al exsecretario de administración, Victórico Rodríguez Reyes y a Concepción Llerenas Tejeda. Argumentó que estos funcionarios utilizaron a la familia Mejía Rosas para robarse 50 millones de pesos.
Jorge Luis Preciado argumentó que los audios difundidos a los medios de comunicación los presentó ante la Procuraduría General de la República y al fallecido gobernador Gustavo Vázquez Montes.
Aseguró que en su momento, las autoridades le pidieron guardar silencio sobre las llamadas telefónicas, mientras que Gustavo Vázquez Montes se comprometió a que después de su informe de labores quitaría de sus puestos al Procurador General de Justicia, Gilberto García Nava y al secretario de Administración.
Preciado afirmó que Silverio Cavazos Ceballos al asumir la gubernatura lo recibió en Casa de Gobierno; allí, dijo, le mostró los audios y los documentos que le hizo llegar el diputado federal panista de Jalisco, José Vázquez.
Según Preciado, Silverio Cavazos le dijo: "el profesor ya te cumplió desde el cielo", puesto que García Nava y Rodríguez Reyes ya no formaban parte de su administración y que concluiría el asunto hasta sus últimas consecuencias.
A decir de Preciado el compromiso aún no ha sido cumplido porque falta aplicar la Ley a los inculpados.
Por ello, el diputado federal panista y aspirante a una diputación local, Jorge Luis Preciado pidió la intervención del gobernador para que se aclare el asunto.
Preciado dijo desconocer porqué la PGR no ha dado continuidad al tema, a pesar de que la víspera un diario local publicó que la dependencia federal no tenía elementos y el expediente se había remitido a la delegación estatal de la Procuraduría General de la República.
El 5 de mayo, el gobernador Silverio Cavazos, dijo a Diario de Colima, que el asunto de las tarjetas estaba concluido según la dependencia federal le había informado meses atrás.
Jorge Luis Preciado lamentó que en Colima "no pase nada, como si Colima estuviera muy tranquilo, todo mundo trabajando y la única sanción es que (esos funcionarios) ya no están en el Gobierno del Estado".
En la entrevista, Jorge Luis Preciado fue insistente, en que Colima a quien declara sobre la operación de un perro lo "meten a la cárcel" y a quien daña el erario solamente "lo corren".
"A quien declaró hace tres años que habían operado un perro hay que meterlo en la cárcel, hay que girarle una orden de aprensión, hay que alterarle el proceso, como lo demostré el día de hoy y no hay que permitir que sea candidato del tercer distrito y ni plurinominal".
Las candidaturas de Preciado Rodríguez fueron impugnadas por el Partido Revolucionario Institucional, hace un par de semanas y el viernes, podría resolverse el caso, en el Tribunal Electoral del Estado. (Esaú Hernández)

2 comentarios:

Alma dijo...

GRACIAS!!!!!
1. Porque lo necesitaba para terminar la tesis.
2. Porque siempre es buenoq ue entre tantas mentiras alguien diga la verdad :D!

Saludos

Duby dijo...

Recuerdo este episodio, chéri, y sobre todo lo encabronado que estabas :S