lunes, 4 de junio de 2007

Carta a dios

Licenciado dios.


Te escribo esta carta
para pedirte que me olvides
porque cada que me acuerdo de ti
y te pido me tengas en mente
me borras de tus listas

Sé que nunca he sido un buen hijo
que he matado a varios de pensamiento y obra
que he pecado
mortalmente
he vivido trasnochado
con una pistola por estandarte
y una poesía blasfema
naciéndome de la boca, de las tripas

Querido dios
yo no te he olvidado
te tengo presente cada que lloro
o me duele el estómago
o cada que me estalla una uña
o cada que mi sobrina
se arranca las cejas, también, en tu nombre
o cada que alguien arroja bombas

No creas señor
que he pecado
por ofenderte
pero
hay cosas que escapan a ti
que huyen a tu ojo
no creas que eres perfecto:
hiciste a la humanidad
y alguien te puede reclamar por eso

Ayer que pensaba matarme a las 3 de la mañana
me detuve
porque una luz entró por mi ventana
y pensé que eras tú

pero no
la persiana se había movido
y yo, que me sentía invadido de pronto
o salvado por tu unción divina,
miré asombrado a un gato negro
paseándose
por el tejado de la cochera
persiguiendo a una rata

No te sientas mucho, dios:
tú eras el gato y yo la rata

(llovía)

2 comentarios:

Rodrigo dijo...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.

Duby dijo...

¿Es de tu autoría, chéri? Es muy triste, demasiado...